A cuestas con el árbol

Aún no ha llegado el puente y ya tengo montado en casa el árbol de Navidad y preparado algún que otro detalle para tan señalada fecha. No suelo yo adelantarme tanto, pero me rondaba la cabeza la idea de cambiar el árbol tradicional por alguna otra idea más original y mirando, mirando en internet, me pareció que hacerlo con las luces navideñas podía quedar fenomenal.

Hay muchas formas de distribuirlas, pero yo quería una ubicación concreta y tenía mis dudas sobre como iba a quedar. De ahí tanto adelanto; había que probar.

Dentro del árbol, los círculos están hechos con papel de un muestrario que ya he utilizado para otras manualidades.

Espero que también os guste a vosotros

Labios en perfecto estado

labios_de_varios_colores-12657

En invierno los labios están expuestos a las inclemencias del tiempo y es fácil que se resequen y aparezcan pielecillas de las que es una tentación comenzar a tirar. Os recomiendo que no lo hagáis. Yo caigo en esa tentación con frecuencia y  me cuesta tenerlos en buenas condiciones. Cuando me voy a maquillar siempre me arrepiento de no haberme contenido.

Os propongo dos formas de cuidarlos:

  • Exfoliar los labios con un cepillo de dientes. (Yo utilizo uno eléctrico y procuro no apretar demasiado). A continuación extender una fina capa de miel sobre ellos y retirarla en unos cinco o diez minutos.
  • Exfoliar con una mezcla de bálsamo hidratante y azúcar, aplicada con un bastoncillo de algodón haciendo movimientos circulares. Aclarar con agua y aplicar u bálsamo labial o vaselina.

La noche es un buen momento para hacer estos tratamientos. Nos vamos a la cama y la piel absorbe mejor cualquier cuidado durante el relax nocturno.

Probad y quedaos con la que os resulte más cómoda. 😉

Escuela de familia

Un tema interesante: normas para la convivencia familiar

familia

Frases como: “ser padres es fácil,  educar es lo difícil”, “hay que establecer límites, nuestros hijos los necesitan”o”negociemos con nuestros hijos las consecuencias de sus acciones para que vayan aprendiendo a asumir responsabilidades” son algunas de las que hace un par de días escuchamos en la reunión que tuvo lugar en el colegio de mis hijos con un estupendo psicólogo, Hilario Garrudo, que lejos de teorizar sobre el asunto, ilustró este encuentro de padres con algunos casos que han pasado por sus manos durante su larga trayectoria profesional. Sigue leyendo Escuela de familia

Alfombra de trapillo

“Handmade” para gente con paciencia

d32feefa-a6bb-42db-a99a-9b45c38459bdwallpaper 2

“Trabajo de chinos”: expresión que utilizaría si tuviera que definir el largo y lento proceso que ha llevado finalmente, a este resultado:

05022014933

La verdad es que la alfombra en cuestión tiene escasas dimensiones ( 100×0,60 ), pero queda graciosa tirada en el suelo de la habitación de mi hijo pequeño. Ya tengo al padre pidiéndome una para su lado de la cama y a mi hija con ganas de que coloque otra en su dormitorio.

Hay que pensarlo dos veces antes de ponerse porque lleva su tiempo ensartar cada uno de los trozos de trapillo que , con más frecuencia de la deseada, tienes que cortar. Te parece que tienes un buen montón preparado para hacer el trabajo y resulta que se acaban enseguida y tienes que coger otra vez las tijeras para poder continuar.

Si el trabajo manual te relaja, mano de santo. Pero si eres de los que te pones nervioso cuando sientes que no avanzas, ni lo intentes, porque esa sensación la vas a tener casi desde el principio. ¡Menos mal que el resultado ha merecido la pena!

esenciero

SUAVIZANTE DE ROPA Y AMBIENTADOR EN CASA

Creo que a casi todo el mundo le resulta agradable el olor de la ropa recién lavada. A mi desde luego que sí. Por eso os propongo un truquillo que dará a vuestro hogar ese aroma que tanto os gusta.

Deberéis colocar en un recipiente pequeño un poco de suavizante de ropa y colocarlo sobre los radiadores de vuestra casa; yo los pongo con mezcla de agua y suavizante. Si deseáis un olor más evidente, podéis usar un esenciero para echar la mezcla, encender una vela calientaplatos y colocarlo en la entrada de vuestra casa. ¡Os aseguro que el resultado es estupendo!

He de advertir que cuando se va consumiendo, el aspecto no es demasiado agradable, aunque el olor sigue siendo bueno. 😉

“I don’t like Mondays”. Historia de una canción.

” No me gustan los lunes. Solo lo hice para animarme el día. No tengo ninguna razón más, solo fue por divertirme. Vi a los niños como patos que andaban por un lago y un rebaño de vacas rodeándolos, blancos fáciles.”

Con estas  palabras respondía en el interrogatorio Brenda  Ann Spencer, de 16 años, después de haberse apostado  en una ventana de su casa y disparado sobre los niños de una Escuela Elemental de Cleveland que se encontraba frente a ella. El rifle que le había regalado su padre en la Navidad de 1978  fue el arma que empleó el 29 de Enero de 1979 para perpetrar su crimen. Dos muertos y nueve heridos, ocho de ellos niños del colegio.

Fue condenada a cumplir  prisión revisable en una institución para mujeres de Corona, en California. En 2009 le fue denegada la libertad condicional y ha de esperar hasta 2019 para solicitarla de nuevo.

Bob Geldof, lider de Boomtown Rats, escribió la canción ” I don’t like Mondays” inspirado por este suceso. Fue un éxito en Reino Unido. En Estados Unidos costó mucho más colocarla en las listas de las canciones más escuchadas.  Las emisoras de San Diego, incluso, se abstuvieron de ponerla para evitar herir sensibilidades.

¿Eres tú de los que odian los lunes?  Yo siempre he preferido decir que me gustan los viernes.

Hoy comemos legumbres

Un truco para solucionar un olvido

Siempre me ha gustado poco la hora en que toca decidir cuál va a ser la comida del día siguiente,  quizá debido a que la cocina y yo nunca hemos sido grandes amigas. Cocino a diario, sí, pero porque tengo que alimentar a mi familia, no porque realmente me apetezca hacerlo. Casi puedo recordar todos los días en los que, “haciendo de Arguiñano”, he disfrutado. Normalmente, días relacionados con visitas de amigos o familia en los que uno se esmera un poco más.

Pero bueno, la cosa iba de comer legumbres. Para no quedarte con las ganas de comer garbanzos o alubias blancas, porque no te diste cuenta de ponerlas en remojo la noche anterior, sería bueno que tuvieras en el congelador siempre un paquete con garbanzos y otro con alubias que hubiesen pasado ya por este trámite, es decir que ya estuvieran remojadas.

garbanzos

alubias_blancas

Las lentejas se hacen antes e incluso,  pueden cocinarse sin necesidad de haberlas puesto en agua la noche anterior; ahora, cuando lo hagas date cuenta de que deberás añadir más agua a la cocción porque absorberán la que no tuvieron antes.

Espero que os sirva 😉